Selecciones

En medio del conflicto bélico, ganó Ucrania y sueña con llegar al Mundial

Los ucranianos superaron 2-1 a Escocia y aseguraron el pase a la final del repechaje de la Eliminatoria de la UEFA para Qatar. El domingo enfrentará a Gales y el ganador integrará el Grupo B, junto a Inglaterra, Irán y Estados Unidos.

Ucrania logró el pase al partido fundamental tras sufrir sobre el final del encuentro tras la reacción de Escocia, que a 10 del final había conseguido el descuento que le permitió mantener la expectativa hasta el tercer gol ucraniano que bajó el telón: 3 a 1 y otra cosa.

Existe una excepción a la sentencia FIFA de que las cuestiones políticas de las naciones a las que representan las selecciones ?o incluso sus ligas- no pueden mezclarse con el fútbol. Y esa regla es la que no alcanza a Ucrania. Porque a raíz del conflicto bélico que tiene a Rusia cómo invasor en su territorio, desde Zurich consideraron oportuno mezclar las cosas ?esas que nunca se deben mezclar- y quitar a la selección rusa del Mundial y a los clubes de ese país de las competencias continentales que organiza UEFA.

En ese contexto, el equipo que dirige Oleksandr Petrakov se encamina al mundial. Explota su condición de víctima, tanto como le permite la FIFA. Los futbolistas salieron al campo de juego enfundados con una bandera de su país y en la semana el entrenador difundió el mensaje que le dio a sus jugadores: poner a Ucrania en el mundial tal cual le pidieron los soldados ucranianos.

En medio de la guerra, entonces, Ucrania se acerca a Qatar. Y lo hace con fútbol: tras el pitazo del árbitro Danny Makkelie -neerlandés nacido en la isla de Curazao, resabio colonial de Paises Bajos en el caribe-, no hubo otros argumentos que los que ofreció la pelota.

Entre las selecciones de Ucrania y Escocia hay una diferencia de nivel que inclina la balanza en favor de los de Europa del Este. No hay una supremacía abismal, pero la misma que cuando un equipo promedio de Primera, enfrenta a uno bueno de la Segunda División.

Esas diferencias no se exponen en la generalidad del juego, pero quedaron a la vista en los goles. El primero de Ucrania, fue un golazo. Con tiempo para ordenar el juego desde el fondo, Taras Stepanenko movió la pelota con Illia Zabarnyi sin que los escoses se acercaran para molestar. La pelota siguió para Ruslan Malinovskiy que, a cinco metros de la medialuna de su área, sacó un pelotazo en profundidad para Andriy Yarmolenko que picó habilitado para dominar la pelota y definir por arriba del arquero adelantado. Golazo, a los 33 minutos de juego.

Hubo más. Antes de que terminara la primera parte, Yaremchuk dejó en evidencia esa diferencia de jerarquía: el delantero cabeceó prácticamente sin saltar entre los dos defensores que marcaban su posición. ¿El arquero? Parado, vio como la pelota entraba sin poder hacer nada.

Sin embargo Escocia no se dio por vencida. Callum McGregor, que jugó con una máscara de acrílico, lo hizo posible. Tras un centro de Andrew Robertson, recuperó la pelota tras el despeje y abrió la jugada hacia la derecha. El juego circuló a un toque y fue él quien cerró con un derechazo en el borde del área que el arquero alcanzó a tocar, pero sin impedir que cruzara la línea de meta. El enmascarado lo hizo.

A partir de allí, Escocia se convenció que podía hacer fuerza y que el empate era una posibilidad. Y jugó con esa convicción, pero sin poder cristalizar las ideas. Le faltó mucho para hacer algo más que jugar cerca del área rival. Tan arriba jugó la selección escocesa para jugar a todo o nada, que le dio la llave a Ucrania para liquidar el asunto en tiempo de descuento: un contragolpe que Artem Dovbyk definió con una pausa frente al arquero para llegar a la final con todo su potencial.

El triunfo puso a Ucrania en la final de los playoffs de la Eliminatoria Europea a Qatar. Deberá enfrentar el domingo a Gales, que dejó en el camino a Austria tras un triunfo por 2 a 1 con goles de Gareth Bale y de Marcel Sabitzer, para la selección que quedó fuera de competencia.

Mas Noticias

Brasil le ganó a Japón un amistoso: Neymar quedó cerca de un récord de Pelé

Editor

Con un Messi intratable, la Selección Argentina aplastó 5-0 a Estonia

Editor

Argentina brilló, goleó a Italia y se coronó en la Finalissima en Wembley

Editor